Impulsan ley para proteger al productor porcino bonaerense

Impulsan ley para proteger al productor porcino bonaerense

Gervasio Bozzano, legislador y presidente de la Comisión de Asuntos Agrarios explicó que con esta iniciativa se intentará declarar “de interés la producción y la comercialización, pensando en nuestros productores porcinos y en la salud de los bonaerenses”.

Con ese fin, la norma declara de interés la producción y comercialización de ganado porcino y prohíbe la importación de productos, subproductos y derivados para preservar el estatus sanitario. “La industria porcina ha aumentado su calidad, su competitividad y generó nuevos puestos de trabajo. No tiene sentido importar cerdo de otros países, que encima pueden destruir un proceso productivo limpio sanitariamente que nos puede sacar de los mercados internacionales”, argumentó Bozzano en declaraciones a la prensa.

Recordó que en los últimos años se establecieron más de 500 establecimientos productores porcinos. “Estamos cuidando la economía y la salud de los bonaerenses. La industria porcina es una industria que genera empleo en nuestra provincia, el 52% de los frigoríficos de faena están en la provincia de Buenos Aires. Con la importación no sólo destruimos puestos de trabajo sino que afectamos la salud de los bonaerenses”, señaló.

En ese sentido, indicó que están entrando a territorio bonaerense productos alimentados con ractopamina, prohibida en nuestro país y en más de 100 países. La ractopamina es una droga promotora del crecimiento, que es utilizada en numerosos países pero prohibida en la Argentina por los perjuicios que puede traer para la salud, y también está inhabilitada en gran cantidad de mercados internacionales como la Unión Europea, China, Rusia o Japón.

El proyecto advierte además sobre el Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino (PRRS), una enfermedad viral de gran propagación mundial que es inexistente en la Argentina, y podría provocar graves perjuicios a la industria si se importa ganado o derivados porcinos infectados.

Fuente: Télam

Share this post

Comments (2)

  • Matías Mellinas Reply

    El productor porcino lejos de encontrarse en el foco de preocupación del gobierno, atraviesa la crisis más grande desde la gripe porcina. Con tal de enviar algunos limones a EEUU el gobierno decidió importar carne de cerdo también de este país, es decir enviamos un cultivo traemos un producto con valor agregado. Tal como dijo La Nación en su nota el 14 de Abril de 2018, probablemente desaparezcan la mitad de los productores del país. Obviamente era más importante la nota de exportar los limones que mantener vivos a los productores y demás PyMES que conforman al sector.
    Sumado a este desinterés, las tasas desde finales del 2016 se encuentran por encima del 30% para cualquier tipo de financiación, se redujo a la mitad el IVA que muchas veces nos ayudaba a financiarnos un poco durante un mes a tasa cero, incrementandole el márgen a los de siempre, los intermediarios. Y por si era poca la inacción (o acción direccionada en sentido contrario al productivo), se tuvo la mala suerte de atravesar una sequía que provocó el faltante de cereales llevando a la típica especulación y extorsión de los pocos productores que aguantaron el maíz y soja hasta último momento para sacar ventaja de la situación.
    Así las cosas, todos los productores porcinos nos encontramos en el siguiente dilema, “bajamos la persiana” y damos la lucha por perdida reconociendo que no existe ningún interés en que quede un solo productor en pie o seguimos dando batalla esperando el error casual de una medida que nos quite el pie de la cabeza.

    Un productor en representación de todos

    15 mayo, 2018 at 15:59
    • Matías Mellinas Reply

      Fe de erratas:
      “…las tasas desde finales del 2017 se encuentran por encima del 30%…”

      15 mayo, 2018 at 16:02

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 14 =