¿Cuáles serán los efectos de la baja del IVA?

¿Cuáles serán los efectos de la baja del IVA?

Con la nueva reforma aprobada el pasado 27 de diciembre, se equipara a las carnes de cerdo y pollo con la carne vacuna en cuanto a la presión tributaria: a las tres se le aplicará un IVA del 10,5% y no del 21% como sí venía ocurriendo con las carnes porcinas y aviar. El huevo quedó afuera de la nueva resolución generando el descontento de los productores abocados a esa actividad.

La resolución apuesta a que gracias a la menor presión tributaria se producirá una baja en los precios al consumidor que llevará a una promoción al consumo interno y terminará generando un estímulo a la producción de estas carnes.

Inmediatamente aparecieron los cuestionamientos de parte de los productores acerca de los efectos colaterales que podría provocar en el sector porcino la reducción del IVA a la mitad: el primero de ellos se trata de la generación de un saldo técnico que es incobrable, y más a largo plazo de habló de un posible desaliento a la inversión de productores agrícolas que quieren ingresar al sector.

Consultado por Infopork, Maximiliano Pierucci de BLD, una empresa abocada al desarrollo de emprendimientos asociativos referentes a servicios agropecuarios y financieros, comenta que “para nuevas inversiones, seguramente va a ser imposible recuperar el IVA inversión en el corto plazo, en mi opinión esta decisión debería venir acompañada con alguna medida como devolución automática de IVA inversión, o bien amortizaciones aceleradas, etc. Para el caso de granjas que se encuentren funcionando, en papeles no deberían existir saldos técnicos”.

Sobre el temor al posible desaliento a la hora de ingresar al sector por parte de los nuevos productores, Pierucci afirma: “Si se cumplen las medidas mencionadas anteriormente, no deberían desalentarse, es más con una devolución automática de IVA tal vez se beneficiaría la inversión por el favorable impacto financiero”.

El Ingeniero asevera que en el corto plazo, el precio que pagaran los consumidores seguramente será el mismo. “También es cierto que el premio de la informalidad en la comercialización podría no ser tan atractivo, y para organizarnos, crecer como sector esta no debe existir” agrega.

“A mediano o largo plazo el mercado debería equilibrarse, con una reducción de precios en el mejor de los casos, para ganar preponderancia en la mesa o bien en caso de no existir tal reducción repartir la reducción de la alícuota entre los integrantes de la cadena, si esto no ocurriese estimo podrán verse tentados productores a dar un paso más en la cadena, y llegar a la góndola” concluye Pierucci.

También te puede interesar: ¿Cómo impactará la baja del IVA en las granjas de cerdos?

Share this post

Comments (3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =