Importancia de la conversión alimenticia en porcinos.

Importancia de la conversión alimenticia en porcinos.

  Dentro del conjunto de índices productivos que normalmente se tienen en cuenta a la hora de evaluar la eficiencia de una empresa existe uno que relaciona una gran parte de los costos de producción (costo de alimentación) y la producción de carne, este valor denominado coeficiente de conversión alimenticia cubre en su resultado un conjunto grande de factores que pueden ser visualizados en otros índices mas específicos. 

La conversión alimenticia es la relación entre el alimento entregado a un grupo de animales y la ganancia de peso que estos tienen durante el tiempo en que la consumen. Siendo entonces un valor tan directamente relacionado con la rentabilidad de la granja, es de gran interés conocer su valor y poder determinar cuales son los factores influyentes para poder definir en cada caso como mejorarla.

Para comenzar a analizar este parámetro se hace necesario desglosar este valor en dos grandes componentes:

 

El primero de sus componentes es aquel que considera el costo de alimentación de los reproductores en cada Kg de animal vendido. Influyendo la eficiencia de alimentación de reproductores y la eficiencia reproductiva de la granja, entendiendo este componente como un costo fijo del lechón una vez destetado.

 

Este costo fijo puede ser diluido si se produce una mayor cantidad de carne  por hembras por año o si se disminuye el costo por una merma en el desperdicio o alimentación excesiva del plantel reproductor. Así un aumento de 2400 kg para 2700 kg de animales vendidos por cerda año permite mejorar la conversión alimenticia en 0,05 y una mejora en 0,03 puede ser obtenida si se eliminase un exceso de alimento de 100 kg por cerda por año.

 

Considerando esto, cada día es mas importante la necesidad del control de la alimentación del plantel reproductor. No solo en la búsqueda de una disminución de costos sino en la mejora de los resultados reproductivos.

 

El otro componente importante es la eficiencia de la transformación de alimento en carne en los animales a partir del destete hasta la venta.

 

La conversión alimenticia puede ser alterada por muchos factores que impactan principalmente en el consumo de alimento y en la ganancia de peso, si bien el consumo impacta en la ganancia podemos tener factores que actúan modificando uno u otro independientemente.

Capítulo II

Todos estos factores entonces pueden afectar la conversión alimenticia. Uno de ellos es el consumo, aspecto importante de mencionar en esta etapa es que la regulación del consumo de los animales por la energía varia con la edad, como regla general los cerdos inferiores a 50 kg para la genética utilizada en producción de carne no regulan muy bien su consumo por la energía, así es posible hacer dietas mas densas sin que el animal disminuya el consumo en la misma proporción, consumiendo mayor cantidad de energía , mejorando la ganancia y la conversión sin disminuir consumo (De La Llata et al., 2001)

 

Por otro lado los animales de mas de 50 kg regulan mucho mejor su consumo por la densidad energética de la dieta (De La Llata et al., 2001), siendo posible aumentar la densidad energética mejorando la conversión alimenticia debido a una menor ingesta de alimento. Dependiendo de los objetivos de alimentación, el nutricionista al pretender mejorar la conversión puede optar entonces por aumentar la ganancia o no dependiendo de la etapa en que se encuentren los animales

Los niveles de otros nutrientes además de la energía también nos alteran lel consumo y la ganancia. Diferentes aminoácidos alteran la ganancia de peso y pueden modificar entonces la conversión. Existiendo niveles de aminoácidos mas apropiados para cada fase, cada genética y para diferentes objetivos, así se torna muy importante la formulación diferenciada para cada grupo de animales con programas de alimentación en fases. La decisión de la cantidad de fases y su ubicación dentro del plan nutricional de alimentación es de suma importancia.

 

Los requerimientos de los animales varían en forma continua mientras que los cambios de alimentos son bruscos, la idea es entonces intentar adecuar el plan nutricional para que no sea complicado desde el punto de vista de la logística del establecimiento y que permita alimentar mejor a los animales contribuyendo a la mejora de la conversión alimenticia.

 

Otro factor a tener en cuenta es la línea genética ella impacta mucho en los valores de conversión alimenticia, es posible observar diferencias en la conversión hasta en diferentes líneas de una misma empresa genética.

 

La sanidad tambien puede influir, así se ha podido observar mejoras considerables en la conversión después del despoblamiento de granjas por problemas sanitarios. Medidas tendientes a mejorar la sanidad de los animales redundaran en beneficios para el productor.

 

La temperatura ambiente es un factor clave para la obtención de buenos resultados,  cada vez que alejamos a los animales de su rango de temperaturas ideal, los  obligamos a producir calor, tanto en condiciones frías a través de los temblores musculares o en condiciones de exceso de temperatura debido al aumento de la frecuencia respiratoria para eliminar calor.

 

Este calor producido por el animal que intenta mantener su temperatura corporal es extraído de la energía del alimento que  deja de ser usada para producir carne, siendo entonces una explicación de los resultados inferiores de los animales en estas condiciones. Cabe aclarar también que cualquier situación de estrés térmico complica la situación inmunitaria del animal.

 

El peso de faena debe ser considerado, si bien los últimos kg que se ganan en una producción demandan mayor cantidad de alimento, un incremento en el peso de faena puede diluir mas los gastos fijos de la granja, siendo de extrema importancia que cada empresa evalúe cual es la edad propicia para sacar a sus animales del circuito productivo.

La calidad de las materias primas así como su procesamiento, influyen el consumo de los alimentos, su digestibilidad y por lo tanto la capacidad de transformarse en carne. Considerar el tamaño de partícula de los cereales empleados o la posibilidad de pelletizar pueden ayudar a mejorar este índice.

 

Por último se debe considerar que la conversión involucra el alimento que una vez colocado en los silos desapareció de los mismos y no necesariamente quiere decir que fue consumido por los animales por tanto medidas tan simples como el control de los comederos para evitar desperdicios tienen una respuesta positiva directa .

Conclusión:

Las función de un sistema de producción animal es la conversión de fuentes de alimentos vegetales o menos atractivas para los hombres en fuentes de proteína animal de excelente calidad, así debemos ser eficientes para poder alimentar una población cada vez mayor y mas demandante.

 

La conversión alimenticia junto con el costo de las dietas y el precio de venta  representan los elementos claves en la rentabilidad de un sistema porcino, y siempre es necesario considerarlos en todas las estrategias que se tomen.

Share this post

Comments (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *